Recetas de comida sana - Lo que necesitas saber y que "ellos" no te están diciendo

La idea de que la soya es un ingrediente dingo de las "recetas de comida sana" está muy extendida. Puede afectar a tu dieta rápida. Esto es algo muy desafortunado, por una serie de razones de las que vamos a hablar aquí.

Perder Peso, Bajar de peso, Perder Kilos, Dieta Rapida, Quemar Grasa, Desintoxicar el Cuerpo, Recetas para Comer Sano, AdelgazarCómo la soya llegó a ser considerada como una "comida sana".

Pero, primero, hagamos un resumen de la historia que hay detrás de la soya y que creó esta confusión en la mente de la gente.

Hace unos años, los aceites tropicales, como el de palma o el de coco, se utilizaban de manera habitual en la producción de comida en América. Sin embargo, estos productos, obviamente, no crecían en otros países como los Estados Unidos. Con la excepción de Hawai, su clima no es lo suficientemente tropical como para permitir su supervivencia.

Así pues, por causas económicas, la industria diseñó un plan para derivar el mercado desde esos aceites tropicales hasta algo "más casero para las recetas de comida sana". Como resultado, surgió un movimiento que demonizó y vilipendió los aceites tropicales para reemplazarlos por aceites autóctonos como el de maíz y, sobre todo, el de soya.

En general, se había tenido mucho éxito a la hora de mostrar la soya mediante una luz sana y positiva. Por lo tanto, la información que estoy a punto de compartir puede decepcionar y enfadar a muchos de ustedes, especialmente a los vegetarianos, porque los vegetarianos y los veganos utilizan la soya como una de sus fuentes más importantes de proteínas.

Pero tengo que decirte que, después de estudiar este asunto cuidadosamente, estoy convencido de que, a no ser que la soya que consumas sea fermentada, estás poniendo en riesgo tu salud.

La soya fermentada es el único tipo de soya que es buena para la salud.

Existe solo un tipo de soya que puede ser considerada como "comida sana" y es la soya fermentada.

Ejemplos de alimentos que incluyen esta saludable soya fermentada son:

-Natto.

-Miso.

-Tempura

El natto es realmente un alimento fenomenal. Es un producto fermentado de la soya que puede ser algo difícil de encontrar, pero habitualmente puedes adquirirlo en tiendas que venden productos asiáticos. Tiene un contenido muy alto de vitamina K2, que es una vitamina genial muy parecida a la vitamina D.

Juntas, la vitamina K2 y la vitamina D nos proporcionan grandes beneficios, tales como una mejora de la densidad ósea y una reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiacas o cáncer, por nombrar solo algunas de sus ventajas.

El natto tiene probablemente la mayor concentración de vitamina K2 que se puede encontrar en un alimento.

El miso y la tempura no contienen vitamina K2 pero son también formas fermentadas de soya que son excelentes fuentes de probióticos naturales que mejoran la salud.

El proceso de fermentación es lo que hace que sea bueno que añadas soya a tu dieta, pues rompe los goitrógenos, las isoflavonas y otros elementos dañinos que contiene la soya.

Es importante darse cuenta de que el tofu NO es un producto fermentado de la soya y no debe ser consumido si quieres evitar sufrir los problemas asociados con la soya no fermentada.

Es también importante entender que, aunque la soya fermentada es más sana para ti, no es sensato consumirla en grandes cantidad, porque está llena de fitoestrógenos, que son como las isoflavonas y pueden causar efectos negativos feminizantes.

¿Qué tiene la soya sin fermentar que es tan malo para nosotros?

Una de las razones principales por las que se deben evitar los productos de soya es porque la gran mayoría de la soya que se produce en Estados Unidos está modificada genéticamente. La soya modificada genéticamente que se planta en el 91% de los campos de soya de Estados Unidos son "Roundup Ready" - cosechas modificadas genéticamente para sobrevivir gracias al hecho de que son rociadas con cantidades que en otros productos serían letales del herbicida Monsanto Roundup.

Monsanto produce tantas semillas de soya Roundup Ready como el herbicida Roundup.

La lógica - si puedes denominarla así considerando todos los factores que influyen en ella - que se encuentra detrás de las cosechas de alimentos genéticamente modificados como la soya es que se pueden disminuir los costos de producción matando todo excepto la planta que quieres que crezca, en nuestro caso, la soya.

Por desgracia, los consumidores pagan un alto precio por esto: su salud.

¿Estás dispuesto a correr el riesgo de que tus descendientes desaparezcan?

Algunas de las investigaciones más recientes han demostrado que las personas que consumen alimentos genéticamente alterados no sufren diversos problemas de salud, sino que los daños más devastadores que provocan pueden presentarse en la segunda y la tercera generación de su familia.

He entrevistado hace poco al experto en organismos genéticamente modificados Jeffrey Smith para preguntarle sobre los últimos descubrimientos realizados por unos científicos rusos, quienes han demostrado que los alimentos genéticamente modificados han hecho infértiles de manera efectiva a los representantes de una tercera generación de hámsters...

Se alimentó a un grupo de hámsters con una dieta normal sin ningún tipo de soya, mientras que un segundo grupo fue alimentado con una soya que no estaba modificada genéticamente. Además, un tercer grupo comió soya genéticamente alterada, mientras que un cuarto grupo también comió soya genéticamente alterada pero en una mayor cantidad que el anterior.

Utilizando la misma soya genéticamente alterada que se consume en Estados Unidos, los hámsters y sus crías fueron alimentados con este producto durante dos años, a lo largo de los cuales los investigadores evaluaron los resultados que mostraban tres generaciones de hámsters.

Sorprendentemente, la segunda generación de hámsters alimentados con soya genéticamente alterada tenía una mortalidad infantil cinco veces más alta que el resto, comparada con el 5 por ciento de mortalidad infantil normal que se producía en el resto de grupos controlados.

Aún más, prácticamente todos los hámsters de la tercera generación eran estériles. De hecho, solo una hembra de la tercera generación tuvo 16 hijos y, de ellos, una quinta parte no sobrevivió.

Otro extrañísimo efecto secundario encontrado en los grupos alimentados con soya genéticamente modificada es la alta incidencia de un fenómeno extremadamente inusual – a los animales les crecía pelo en el interior de la boca. (Puedes ver las imágenes aquí).

Y estos son solo algunos de los problemas. Ciertamente, hay muchos otros y yo he escrito exhaustivamente sobre los problemas de salud que se derivan del consumo de alimentos genéticamente modificados.

Puedes encontrar un montón de información adicional sobre los alimentos genéticamente modificados en la web www.ResponsibleTechnology.org creada por Jeffrey Smith. Nosotros estamos trabajando con Jeffrey, uno de los líderes del movimiento para restringir el uso de los alimentos genéticamente modificados en estados Unidos de la misma manera que lo han hecho en Europa, básicamente a través de la concienciación de los consumidores y de acciones para motivar un cambio en la industria alimenticia, porque NO hay ninguna regulación gubernamental acerca de su uso.

Tu colaboración es vital. Y evitar los productos soya, incluyendo los derivados de la soya que se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados, es parte de ella.

Pero la soya no es el único producto genéticamente alterado con el que tienes que tener cuidado.

La forma más fácil de evitar acabar con cualquier tipo de alimento genéticamente alterado en tu carrito de la compra es hacer una lista previa con la ayuda de esta guía gratuita para consumidores de alimentos que no están genéticamente alterados. También hay una aplicación gratuita para Iphone disponible en la tienda de iTunes que puedes encontrar buscando ShopNoGMO en la lista de aplicaciones.

ResponsibleTechnology.org también ofrece guías adicionales que puedes pasar a tus amigos, a las personas que trabajan en la Sanidad y a aquellos que toman las decisiones dentro de la comunidad, junto con vídeos gratuitos online, podcasts y artículos que puedes volver a colgar y difundir.

Las razones por las cuales la soya totalmente orgánica TAMPOCO es la solución.

Dicho esto, incluso si eres lo suficientemente afortunado como para encontrar soya orgánica, también hay otros problemas relacionados con la soya sin fermentar que la hacen muy poco atractiva para tu salud.

La soya contiene un gran número de componentes problemáticos que pueden causar estragos en tu salud, como:

-Goitrógenos: Los goitrógenos se encuentran en toda la soya sin fermentar, ya sea esta orgánica o no. Son sustancias que bloquean la síntesis de las hormonas tiroideas e interfieren con el metabolismo del yodo y, por lo tanto, interfieren en el normal funcionamiento de tus tiroides.

Una fuente común de soya es la leche. Mucha gente consume leche de soya como una alternativa a la leche normal o como una de sus bebidas más básicas. La leche de soya contribuye a aumentar el riesgo de sufrir disfunción tiroidea o hipotiroidismo en las mujeres de los Estados Unidos.

Por lo tanto, si eres una mujer que tiene problemas de tiroides y estás consumiendo leche de soya, te recomiendo que dejes de tomarla inmediatamente.

-Isoflavonas: genisteína y daidzeina –las isoflavonas son un tipo de fitoestrógeno, que es un componente vegetal que se parece a los estrógenos humanos, que es la razón por las que algunas personas recomiendan utilizar la soya de manera terapéutica para combatir los síntomas de la menopausia. Pero yo creo que los resultados no son concluyentes y dudo que funcione.

Habitualmente, la mayoría de nosotros estamos expuestos a demasiados componentes de estrógenos y tenemos unos niveles más bajos de testosterona de lo ideal, por lo que es importante limitar nuestra exposición a los fitoestrógenos feminizantes.

Aún más importante, hay muchas pruebas que demuestran que pueden perjudicar el funcionamiento del sistema endocrino, causar infertilidad e incluso favorecer la aparición del cáncer de mama, lo que es definitivamente un riesgo a tener en cuenta.

Beber dos vasos de leche de soya al día durante solamente un mes proporciona a tu cuerpo suficiente cantidad de estos componentes como para alterar tu ciclo menstrual. Aunque la FDA controla los productos que contienen estrógenos, no avisa a los consumidores sobre los peligros de la soya. .

-Ácido fítico: Los fitatos (ácido fítico) une los iones de metal previniendo la absorción de ciertos minerales, incluyendo el calcio, el magnesio, el hierro y el zinc –todos los cuales son necesarios para que tu cuerpo tenga una bioquímica adecuada. Esto es particularmente difícil para los vegetarianos, porque el consumo de carne reduce el bloqueo mineral que provocan estos fitatos.

Algunas veces pueden resultar beneficiosos, especialmente para las mujeres postmenopáusicas y para la mayoría de los hombres adultos porque tendemos a tener unos niveles demasiado altos de hierro, que puede ser un oxidante muy potente y causar estrés biológico. Sin embargo, el ácido fítico no suprime de manera exclusiva la absorción de hierro; inhibe la de todos los minerales. Esto es muy importante, dado que muchas personas sufren de deficiencias minerales por llevar una dieta inadecuada.

La semilla de la soya posee uno de los niveles más altos de fitato que se pueden encontrar en cualquier grano o legumbre, y los fitatos de la soya son altamente resistentes a las técnicas habituales utilizadas para reducirlos, tales como cocinar el alimento a fuego lento. Solo un largo periodo de fermentación puede reducir significativamente el nivel de fitato de las semillas de soya.

-Toxinas naturales conocidas como “anti-nutrientes” –La soya también contiene factores anti-nutricionales tales como las saponinas, la toxina de soya, inhibidores de proteasa y oxalato. Algunos de éstos interfieren con las enzimas necesarias para digerir las proteínas. Aunque una pequeña cantidad de anti-nutrientes tiene pocas posibilidades de causar problemas, la cantidad de soya que muchos americanos consumen en la actualidad es extremadamente alta.

-Hemaglutinina: La hemaglutinina es una sustancia que promueve la coagulación, lo que hace que tus glóbulos rojos se unan. Estas células unidas son incapaces de absorber apropiadamente y distribuir el oxígeno a tus tejidos.

La soya que debes evitar en tus recetas de comida sana

Como ya he mencionado, el tofu no es soya fermentada, por lo que debe evitarse.

Otros ejemplos de productos habituales de soya que se deben evitar son todos aquellos que incluyan la proteína de soya y la proteína de soya aislada, que puedes encontrar en muchas barritas y bebidas de proteínas.

Los polvos de proteínas aisladas de soya no son una sustancia natural. Su producción se realiza en fábricas industriales donde un líquido de semillas de soya se mezcla con una solución alcalina para acabar con la fibra, una mezcla que después se precipita y separa utilizando un lavado en ácido y que, finalmente, es neutralizada con otra solución alcalina.

El lavado con ácido en tanques de aluminio transmite importantes niveles de aluminio al producto final.

El tofu resultante se seca mediante un spray a altas temperaturas para producir unos polvos de un alto contenido en proteínas. El MSG, una excitotoxina bien conocida por causar importantes daños neurológicos, se añade también con frecuencia.

Otra forma común de la soya a la que probablemente estés expuesto es el aceite de soya, que nos lleva de nuevo al punto de partida.

El 95% de los alimentos en los que los americanos gastan su dinero son comidas procesadas, muchas de las cuales contienen aceite de soya.

El aceite de soya tiene un contenido extremadamente alto de omega 6, que suele provocar daños de tipo oxidante. Y aunque necesitas omega 6, el aceite de soya es una fuente horrible para obtenerlo, dado que está altamente procesado y refinado, lo que lo daña enormemente.

Llevar una dieta alta en alimentos procesados, que por defecto tienen una alta concentración de aceite de soya, es una de las principales razones por las que la mayoría de la gente tiene un gran desequilibrio entre sus niveles de omega 3 y omega 6, lo que contribuye a la aparición de diversas enfermedades.

Otros productos de soya dañinos que todavía no he mencionado son:

-El queso de soya.

-El helado de soya.

-El yogurt de soya.

-La “carne” de soya (productos sin carne hechos de proteína texturizada de soya)

-Lecitina de soya.

-Leche de soya para bebé –quizá el producto de soya más peligroso de todos.

Pero quizá el producto de soya más dañino de todos y con el que debes tener mucho cuidado es la leche en polvo de soya para bebés.

Recomiendo encarecidamente a todas las madres que den el pecho a sus hijos durante, como mínimo, seis meses y, si es posible, durante aún más tiempo. No hay duda de que la leche materna es la opción más sana tanto para ti como para tu bebé.

Por desgracia, por una serie de razones, muchas mujeres deciden no dar el pecho a sus hijos, los que les deja muy pocas alternativas a la hora de alimentarlos.

La mayoría optan por la leche en polvo, que tiene sus propios riesgos en materia de salud, dado que proporciona una nutrición inadecuada (hay al menos 400 nutrientes diferentes en la leche materna que no se encuentran en la que es en polvo), que se añaden a una excesiva presencia de fructosa y tóxicos.

Pero muchos niños tienen alergia a la leche en polvo convencional y sus padres pueden ser convencidos fácilmente de que la solución puede estar en darles leche de soya.

Por desgracia, la leche en polvo de soya en MUCHO peor que la normal, en buena medida a causa de sus excesivos niveles de fitoestrógenos. Los estrógenos de la soya pueden dañar de manera irreversible el desarrollo sexual de tu bebé y su salud reproductiva. Los bebés a los que se ha alimentado con leche de soya reciben un nivel de estrógenos equivalente al consumo de cinco pastillas anticonceptivas diarias.

Los niños a los que se alimenta con leche de soya tienen hasta 20.000 veces más cantidad de estrógenos en sangre que un bebé al que se le ha alimentado con leche en polvo normal.

Además, la leche de soya tiene hasta 80 veces más manganeso del que se encuentra en la leche materna, lo que puede provocar daños cerebrales a los bebés y esto puede llegar a provocar alteraciones del comportamiento muy serias en la adolescencia.

Por todo ello, por favor, no le des a tu hijo leche de soya y avisa a otras mujeres que estén embarazadas o que sepas que están pensando en usar leche en polvo en vez de dar el pecho a sus hijos que eviten a toda costa la soya.

La mejor alternativa a la leche materna es hacer los biberones de forma casera. Puede haber otras maneras, pero hay una receta para leche de bebé casera creada por la Fundación Weston Price que pienso que es la opción más sensata si no se puede alimentar al bebé con leche materna.

Infórmate sobre los efectos que tiene la soya sobre tu salud.

Te animo a continuar investigando sobre los efectos secundarios nocivos que tiene la soya sobre tu salud si todavía no estás convencido del todo de los problemas que conlleva su uso.

También hay magníficos libros sobre el tema que hemos utilizado para documentarnos, que son muy detallados y que proporcionan innumerables referencias que puedes comprobar por ti mismo. Uno de estos libros y que yo especialmente recomiendo, es “La historia completa de la soya”, de la doctora Kaayla Daniel.

Hay mucha información ahí fuera, y entiendo el reto que supone intentar investigar exhaustivamente un tema relacionado con la salud. Muchas veces se debe encontrar la motivación adecuada para investigar estas fuentes y llegar a encontrar la clave del asunto.

En el caso de la soya, como ya he mencionado, una motivación primaria parece ser la promoción que se está produciendo para estimular el uso casero de la soya en los Estados Unidos, ya que esto aumenta los beneficios de las empresas mientras perjudica tu salud...

El propósito de esta web es recopilar diversa información, presentártela y ofrecerte un punto de partida desde el cual iniciar tu propia investigación. Porque una vez que tengas la información, tendrás el poder que necesitas para controlar tu propia salud.

-Dr Mercola

Perder Peso, Bajar de peso, Perder Kilos, Dieta Rapida, Quemar Grasa, Desintoxicar el Cuerpo, Recetas para Comer Sano, Adelgazar