Dietas Saludables

La desinformación es tu peor enemigo a la hora de empezar una dieta, porque nunca sabes exactamente qué le hace mal y qué le hace bien al organismo. Hay muchos mitos alrededor de las dietas saludables, hoy te diré algunas realidades que te harán ver las cosas muy distintas

Mitos y Realidades sobre las dietas saludables.

Mito #1: Las dietas bajas en grasas o sin grasas son buenas para ti.

Realidad: La gente piensa que las dietas bajas en grasas son las más apropiadas, pero la realidad es que al menos un tercio de tu ingesta diaria de calorías debe provenir de las grasas; el cuerpo necesita las grasas para hacerse de energía, para transportar las vitaminas a todo el cuerpo y para la regeneración de tejido.

Mito #2: Sólo es posible perder peso con dietas radicales que te matan de hambre.

Realidad: Es cierto que si dejas de comer por días o te matas de hambre perderás peso, pero esto te causará más problemas a la larga ya que las dietas para perder peso a corto plazo no queman nada más grasa acumulada, sino también músculo y tejido, por lo que esto puede ser contraproducente para tu salud.

Mito #3: Lo que comes en las noches es lo que más te hace subir de peso.

Realidad: Es importante cuidar el balance en tus comidas durante todo el día, si no desayunas nada, comes ligero y cenas en exceso, subirás de peso, pero no porque la hora en la comes tenga algo que ver, sino porque no estás teniendo una alimentación equilibrada. Debes regular tu apetito y comer al menos 3 veces al día para no acumular grasa en tu cuerpo y quemar calorías constantemente. Las dietas saludables y efectivas consisten en varias comidas y refrigerios durante el día, atiborrarte de comida a cualquier hora tiene efectos negativos para tu salud.

Mito #4: El metabolismo lento evita que puedas perder peso.

Realidad: Estudios recientes han demostrado que las calorías que se queman durante el día (en estado de reposo) dependen de cuánto peses, es decir, entre más peses más calorías quemarás. Esto significa que las calorías que consumes se queman en proporción a tu peso, el problema es que nos estamos volviendo cada vez más sedentarios y no tenemos suficiente actividad para quemar suficientes calorías consumidas (que normalmente son más de las que quemamos en estado de reposo).

Mito #5: Los alimentos con grasa y carbohidratos te hacen subir de peso más rápido.

Realidad: Aunque no lo creas, subir de peso es un proceso lento. Se necesita consumir aproximadamente 4500 calorías extra para subir un kilogramo (y lo mismo al revés para bajarlo) Si comiste demasiados carbohidratos y al pesarte la báscula indica que subiste de peso, probablemente se deba al consumo inevitable de aire y de líquidos durante la comida. ¿Cómo podría una rebanada pastel que pesa 50 gramos hacerte subir un kilo instantáneamente? Tampoco perderás kilogramos al dejar de comer durante un día completo porque la máxima cantidad de calorías que puedas quemar durante 24 horas no será suficiente para perder más que algunos cuantos gramos (de líquido, más que de grasa). Las dietas saludables deben ser equilibradas y balanceadas tanto en las grasas, como en las proteínas y los carbohidratos.

 

Perder Peso, Bajar de peso, Perder Kilos, Dieta Rapida, Quemar Grasa, Desintoxicar el Cuerpo, Recetas para Comer Sano, Adelgazar