Conseguir un abdomen en el que se puede rallar queso fácilmente con un pequeño aparato para hacer abdominales

Apuesto lo que quieras a que a ti te gustaría tener unos abdominales de ensueño tanto como a mí. Bien, este pequeño aparato para hacer abdominales hará que ese sueño pueda hacerse realidad.

También conocida por su apodo de “torre del poder”, la silla del capitán es probablemente la mejor máquina que puedes adquirir si quieres conseguir esos perfectos abdominales hollywoodienses en los que se podría rallar queso con los que siempre has soñado. Sin embargo, hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de usarla, entre ellas que no todos los modelos son igual de efectivos. Una silla del capitán bien utilizada te proporcionará el cuerpo con el que siempre habías soñado pero, si la usas de manera inadecuada, solo conseguirás cansarte inútilmente. ¡No empieces a hacer ejercicio sin estar bien informado!

Este aparato para hacer abdominales recibe este nombre por el parecido que tiene con una silla, pues está compuesta por reposabrazos y un respaldo, aunque se utiliza estando de pie, sin tener un espacio donde sentarse. En un gimnasio, verás modelos muy caros que cuestan cientos o incluso miles de euros. Pero una variante más ligera de uso casero solo te costará unos cien euros en la mayoría de las tiendas. Es bastante voluminosa, por lo que debes buscarle un espacio adecuado dentro de tu casa si planeas comprar una.

Para conseguir el objetivo primario con este aparato para hacer abdominales, el peso del cuerpo debe de ser sostenido por los brazos, manteniendo la espalda recta y apoyada contra el respaldo, mientras se doblan las piernas y se suben hasta que las rodillas estén por encima de los brazos. ¡Pero no hagas esto si no tienes demasiada fuerza en los brazos! La espalda debe estar firmemente apoyada en el respaldo y mantenerse en una posición adecuada, pues, en caso contrario, puede sufrir mucho. La mayoría de los modelos incluirán algún tipo de mango en los reposabrazos que te ayudarán a mantener el equilibrio.

Una vez que te encuentres en la postura adecuada y hacienda el ejercicio de manera apropiada, solo tendrás que hacer unas cuantas repeticiones antes de sentir la tensión en la zona de los abdominales. Como en cualquier otro ejercicio, no te fuerces demasiado. En vez de eso, tómate un descanso cada vez que hagas unas cuantas repeticiones y no entrenes tus abdominales todos los días.

Si tienes algo de sobrepeso, puede que necesites perder algunos kilos antes de conseguir los abdominales que deseas. La silla del capitán es una máquina muy versátil que te puede ofrecer un gran número de ejercicios, pero, por desgracia, los de cardio no se encuentran entre su repertorio. Pero los ejercicios de cardio son aquellos que son más fáciles de realizar en el día a día de cualquier persona pues, aunque hay que invertir cierto tiempo en hacerlos, no necesitan ningún equipamiento específico para realizarlos de manera efectiva. Incluso simplemente hacer un poco de footing ciertos días de la semana puede ayudarte mucho a perder peso. Y cuanto más rápido pierdas esos kilos de más, más rápido podrás ver cómo se desarrollan tus abdominales. Por lo tanto, siempre y cuando recuerdes que no debes pedirle a tu cuerpo más de lo que puede darte este aparato para hacer abdominales, no te decepcionará.

Perder Peso, Bajar de peso, Perder Kilos, Dieta Rapida, Quemar Grasa, Desintoxicar el Cuerpo, Recetas para Comer Sano, Adelgazar