Motivados es más fácil perder peso.

No hay que saber mucho sobre la mente humana para darnos cuenta cómo podemos reaccionar hacia ciertos estímulos. Y lo sabemos porque somos seres de emociones, pasiones, sentimientos. Nos gusta trabajar con apoyo, nos agradan los estímulos, los premios, las recompensas por el buen trabajo.

Por eso nos levantamos cada día con la mejor actitud, porque siempre vamos tras alguna meta, y podemos sacrificar mucha comodidad en procura de algunos objetivos.

Teniendo en cuenta eso, ya podremos explotarlo en el tema que nos concierne el día de hoy: bajar de peso. El camino se hace más llevadero, más ameno, cuando sabemos que no caminamos solos. Pero, ojo, no nos referimos exclusivamente a personas a nuestro lado; tú debes saber que nuestra mente es la mejor compañera, la que nos hace actuar de determinadas formas. Por eso, bajar de peso cuando sabes cómo controlar tus pensamientos y cómo estimularte, es mucho más sencillo.

Alcanzar objetivos.

Es importante que desde que planeemos nuestra dieta tengamos objetivos a corto plazo. ¿Cómo nos visualizamos en tres semanas, en un mes? Haremos además el ejercicio de proyectar una imagen mental y nos preguntaremos: ¿para qué deseo llegar a esto? Entonces llegarán muchas respuestas probablemente: para lucir la ropa como siempre has querido, para poder practicar tu deporte preferido más a menudo, para verte al espejo con tu autoestima en un nivel alto.

Al momento de que comienzas a trazarte esos objetivos, es más fácil escalar, ascender en el camino hacia la pérdida de los kilos de más. Porque no hay que olvidar, también, que cada que logremos una meta u objetivo, tenemos que darnos una recompensa. ¿No trabajaremos con más dedicación si sabemos que al final compraremos la camisa que tanto deseamos o el disco de nuestro cantante favorito? Así de sencillo es, como los grandes deportistas: luchar por las medallas, por una copa. Nuestro orgullo crece cuando estamos en el podio, así mismo crecerá cuando subamos a pesarnos y darnos cuenta que tenemos 5 kilos menos.

Usa recordatorios y crea un ambiente favorable.

Los estímulos y el apoyo al que nos referimos antes nos ayudarán a tener siempre presentes nuestras metas. Por eso, es recomendable que adhieras papeles en lugares estratégicos de tu casa, el carro o la oficina. ¿Por qué? Muy sencillo, observar algo adherido a la nevera te recordará que vas tras un objetivo, y eso es un apoyo, lograrás, cada que las leas, ánimo, fuerza y voluntad. Cada nota dirá cuántos kilos quieres bajar esa semana, y porqué deseas llegar a eso. Ahora bien, si un vecino te acompaña a caminar o trotar por el parque cercano a tu casa, trata de establecer rutinas en las que se recuerden uno al otro la responsabilidad y los beneficios de no quebrar esa rutina. Además, pueden optar por hacer comidas sanas en compañía de esos amigos o familiares que igualmente están comprometidos con un estilo de vida saludable.

Por último, procura que tu ambiente este bajo control, es decir, que en tu nevera, en lugar de grasas o alimentos que quiebren tu dieta, opta por tener verduras y frutas. Y si sales a restaurantes, procura comer comida china o vegetariana; en todo caso, evitar en lo posible fas food como perros calientes, hamburguesas y pizzas.

Sobre el Autor

José Escobar

José Escobar

Escritor, editor y periodista, José Escobar es reconocido en el mundo de la literatura. Una de sus libros ha sido recompensado con el Premio Nacional Jorge Gaitán Durán en el 2010. Desde hace unos meses, se ha unido al equipo de Factor Quema Grasa para brindarnos los mejores consejos sobre dietas, perder peso, estilo de vida saludable y salud.

1 Consejo Para Bajar De Peso - Perder Peso - Dieta - Adelgazar - Factor Quema Grasa Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>